El Blog de John Constantine

Impresiones de un bastardo profesional.

Friday, March 24, 2006

La insoportable levedad del ser

Odio ponerme filosófico, pero... me he preguntado varias veces el porqué de "insoportable" dentro del título la novela de Kundera. No tengo demasiado claro, tras haberlo leído, si el significado es el de que nuestra existencia, incluso con todo el universo que todos llevamos dentro, es tan insignificante que el darnos cuenta de ello es demasiado para nuestra personalidad. O si el verdadero sentido es que, pese a la ligereza y despreocupación con que podamos llevar nuestra vida, llega un momento en que todo su peso descarga sobre nosotros de una manera incontenible.

Profundo, ¿verdad?. Lo cierto es que nunca he querido hacer demasiado caso a la filosofía, y menos al existencialismo. Como ejercicio de modelado de la existencia colectiva me parece un buen esfuerzo teórico, pero aplicado individualmente me recuerda demasiado al ombliguismo (en mi caso). Y las veces que he dedicado el suficiente tiempo a ello, por desgracia, he llegado a la conclusión que Albert Camus formuló en su tiempo: Todos los esfuerzos realizados por el ser humano para encontrar el significado dentro del universo fracasarán finalmente debido a que no existe tal significado (Wikipedia).

¿Y cómo se aplica esta sobredosis de pensamiento a la vida real? Pues parece que, funcionando continuamente con el piloto automático. De casa al trabajo, del trabajo a casa. Comer, dormir. Pero es descorazonador y, al mismo tiempo liberador, saber que todo lo que nuestro modernísimo estilo de vida ofrece no puede llenarte. Coche, casa, sueldo, diversión -moderada-, móvil, TV, PC, PS2... Me da la impresión de que, precisamente, todo esto no son más que parches que la sociedad nos ofrece para llenar nuestro tiempo libre y que no pensemos en profundidad lo que deseamos de verdad. O lo que más nos conviene.

Me encantaría romper este círculo vicioso, aunque fuera a peor (según los estándares normales, claro). Pero demasiada gente espera demasiado de uno. ¿Y qué es, al final, decepcionar a los que mas te quieren en favor de tu libertad? ¿Un ejercicio de liberación o de egoísmo? ¿Existe alguna balanza en la que podamos medir la importancia de nuestros sentimientos frente a los de los que nos rodean?
Preguntas, Preguntas, preguntas...

4 Comments:

Blogger Vampiresa said...

Yo creo que La insoportable levedad del Ser, hace referencia mas bien a que pese a que nuestro ombligismo endemico nos obliga a pensar que somos la leche, en realidad somos tan insignificantes y nuestras vidas y actos tan irrelevantes que cuando nos damos cuenta se nos hace tan insoportable que solo nos quedan dos salidas. Olvidarlo de nuevo o poner fin a nuestro sinsentido existencial...

2:13 AM  
Anonymous LazyGirl said...

Elijas lo que elijas siempre decepcionas a alguien, cuanto antes lo asumas mejor. Lo peor es si a quien decepcionas es a ti mismo.

Yo reconozco que soy totalmente incapaz de tomar una decision si se que voy a hacer daño a alguien con ello. Lo peor es cuando si no la tomas haces mas daño aun... Y al final quien mas sufre es uno mismo.

Asi que si vas a sufrir de todas formas... bueno, mi punto de vista es que , de ser posible, al menos solo sea yo.

Ya se que no he aclarado nada.. no se, es que soy una persona muy confusa... que lio.

2:28 AM  
Anonymous LazyGirl said...

Te echo de menos John... Aprovecha el finde para postear, porfa...

12:27 PM  
Blogger John Constantine said...

En cuanto el trabajo me deje,juro y perjuro que posteo más...

2:25 AM  

Post a Comment

<< Home