El Blog de John Constantine

Impresiones de un bastardo profesional.

Thursday, February 23, 2006


Se armó el belén
La bomba tenía que estallar en algún momento en la blogosfera, y eligió ayer el día para hacerlo en forma de demoledor post en La Petite Claudine. Más allá de las intenciones de su autora -en un justificado alegato para defender su privacidad e intimidad-, la cosa derivó en un espectacular intercambio de opiniones, pareceres y algún que otro exabrupto acerca del ligue nocturno en los bares. El número de comentarios nos da ya una buena idea de la cantidad -e intensidad- de gente aludida. O molestada, e incluso cabreada. Trolls aparte.

La verdad es que el tema se las trae. Yo mismo estuve a punto de comentar el asunto, con ocasión de la desgarradora llamada de auxilio de Sergio Holmes. Y me rajé. ¿Por qué? Por que creo que el tema de nuestro comportamiento en las noches de ocio toca demasiadas sensibilidades, algunas incluso que ni siquiera estamos seguros de tener. Tendríamos que hacernos demasiadas preguntas: cual es nuestro propósito al salir de copas... o cual creemos que es nuestro propósito, y si hay alguno más escondido. Preguntarnos por qué nos arreglamos como lo hacemos (¿nos gusta mirar?¿que nos miren?), si es correcto mirar a la gente que nos interesa en estos sitios, aún más interrogarnos sobre si es necesario abordar a esta persona, en el caso de que seamos nosotros los abordados, preguntarnos por nuestras reacciones...El follón está servido.

Personalmente, mis noches de canalleo son bastante tranquilitas. En principio uno sale sólo por ver a los amigos, con los que es bastante difícil quedar los fines de semana. Pero no voy a negar que si veo a una chica que me atrae, no me es indiferente. Aunque mis reacciones se limitan a un par de discretas miradas, generalmente por respeto a la persona en cuestión. Que, pese a lo que uno pueda presuponer a esas horas y en estos ambientes, no es cuestión de hacerse el pesado.

Lo que uno no puede negar es la sensación de cierta incomodidad que me ha asaltado siempre que alguna chica se ha puesto a entablar conversación conmigo, incluso en las ocasiones en que esa persona me resultaba atractiva. O sea que, si en la mejor de las situaciones, uno no termina de encontrar una actitud del todo relajada, se comprenden hasta cierto punto la actitud del genero femenino cuando el interlocutor no atrae, o se pasa de rosca.

Al final, lo poco que me que da claro tras todo este fenomenal lío, es que las relaciones hombre-mujer están mas difíciles que nunca. Y que el fenómeno de las relaciones sábado-noche está más que muerto. Ya sea por el miedo (a las ETS, a los "grillados"), o por que el fenómeno en cuestión siempre ha sido un mito, salvo para gente y ocasiones muy concretas.

Y que si cada vez más gente prefiere gastarse tiempo y dinero en conocer, a través de Internet, gente (a la que no puede, en un primer momento, ver, ni escuchar, ni cotejar sus reacciones, ni saber si miente o no) a entablar conversación con una persona de carne y hueso que está a su lado en un bar, es que algo falla, y mucho, en la comunicación entre las personas. Pero cest la guerre, ¿no?

4 Comments:

Blogger Vampiresa said...

No es una polemica nueva, la verdad. Hace mil años que esta servida, y todo lo que se pueda decir ya se ha dicho antes. ¿por qué salimos? ¿cual debe ser nuestra actitud?. ¿debo aceptar mansamente que si salgo, a cambio de un poco de diversion debo pagar el precio de aceptar que me estoy ofreciendo como victima propiciatoria de todo buitre que se preste? Yo reconozco que estoy mas cerca de la postura de esa chica que de las otras, pues por mas que me joda no he tenido mas remedio que dejar de salir por sitios que me gustaban para poder evitar ese tipo de situaciones. Y eso que yo soy burgalesa de pura cepa, y como tal, borde como ninguna, y nunca me ha preocupado lo mas minimo decir a las claras lo que pienso de los imbeciles que se pasaban, arrisgandome incluso a que alguno me levantara la mano, lo mismo que a cambio tambien he pasado horas charlando con gente que parecía maja y que solo buscaba entretenerse. Pero al final, siempre, lo unico que queda si no quieres joder la noche es huir ¿por que, me he preguntado siempre, solo por ser mujer, mi unica opcion es la huida? Si fuese un hombre igual tenia mas opciones, no se, partirle la cara a quien se mete conmigo o yo que se... pero no, siempre que me he quejado me han dicho:" pues deja de ir a ese sitio..." y aunque me rebelaba al final asi ha ido pasando. Que ya no salgo, salvo esporadicamente y cuando lo hago es a sitios de tomar un te caliente sentado mientras charlas. ¿por que salía entonces, si tantos disgustos me daba? Bueno, debo de ser un bicho raro, por que jamas he salido para ligar. Entre otras cosas por que no me parece el lugar adecuado, una de dos, o los hombres que estan ahi no estan para ligar sino para divertirse, en cuyo caso es inutil, o estan para ligar, con lo que por el ambiente, o la presion o yo que se, se convierten generalmente en algo que no son ellos mismos, quieren deslumbrar o convencer... y lo mejor es ser simplemente una persona normal. Pero no suele pasar... En fin. (esto vale tambien para las tias, que tambien reconozco que las hay que solo salen para eso, y asi es el resultado, relaciones superficiales, basadas solo en el atractivo fisico y en la mentira del personaje que has inventado para esa noche...los hay que tendran suerte y lograran superar ese escollo, o son tan insustanciales que ni lo vean, pero no suele resultar... Asi que realmente lo del ligue del sabado de copas nunca fue la gran panacea) El caso es que nunca he salido para ligar, ni mis amigas tampoco. Yo salía, entre otro cumulo de cosas, por que entre semana no tengo tiempo para quedar con mis amigas, y por que me encanta bailar, en serio, hasta limites insospechados en alguien a quien la musica no le dice mucho... y aunque suene raro, me gustaba salir por que me gusta ver bailar a otra gente (lo digo por que algunos, los mismos que me decían que dejara de salir por los sitios de marcha si me molestaban los moscones, cuando les decía que es que me gustaba bailar, me contestaban que bailara yo sola en casa... ¿se ha visto algo mas triste que eso? -aunque lo hago...-), pero tambien salía para cambiar de ambiente y para darme un lujo de vez en cuando, o porque me gusta tomar un par de mojitos o vodkas con limon de vez en cuando, ... (y si bailar sola en casa ya era triste esto ni te digo...). Pero no me engaño. Hay un componente social altisimo. Te arreglas, quieres gustar. Si. Pero no por que quieras guerra. Tambien me arreglo para ir de paseo el domingo, o para una reunion de trabajo o cuando voy a conocer a alguien nuevo... Y no me los quiero ligar. Es solo la necesidad de aceptacion social con la que todos cargamos de base. A todos nos gusta gustar. A cuaquier nivel. Es inevitable. ¿cuanto de componente sexual hay en ello? mmm no sabria decirlo.. supongo que mas que tratar de atraer conscientemente al sexo opuesto se trata mas bien de una necesidad de autoafirmacion personal. No puedo negar que mis bajos instintos existen, jeje, y si pillo de improviso una mirada de admiracion en un desconocido me iré muy feliz a casa... Pero no es lo que pretendo. De hecho, ahora que soy mas mayorcita, ya no llamo para nada la atencion, y sin embargo sigo queriendo salir, tomar una copa, reirme con las mismas amigas y bailar... (Para mi verguenza tengo que reconocer que la sensacion de atraer las miradas en un bar es en cierto modo una especie de droga del ego, y que a veces se echa de menos... pero tengo buena memoria. y, en serio, no compensa. Prefiero con mucho la tranquilidad que he ganado...)

4:05 AM  
Blogger John Constantine said...

Pues si eres hombre, también es complicado. Pongamos que en una ciudad como la mía, Valladolid, el 90% de los chicos nunca "entra" a las chicas -90% en el que me incluyo-. Pues luego pasa lo que comentaba en el post: como no estás acostumbrado a hablar con mujeres a las que no conoces, no sabes si se han dirigido a ti por que les llamabas la atención o por charlar un rato, simplemente.

Eso si tienes la suerte de que la chica tenga suficiente personalidad para dirigirse a ti. Por que luego está aquella que te llevan sus amigas a hablar con ella. Imposible negarte sino quieres parecer gay (sin ánimo de ofender). Éste tipo de chica está claro que charla no quiere. Te preguntas si le has llamado la atención, si las amigas están de cachondeo, si es la típica tímidísima a la que las amigas tienen que ayudar...No hay salida.

Y ya, para terminar, el peor caso de todos. Y por desgracia, muy frecuente (hasta hace algunos años,debo reconocerlo). La chica con la que has intercambiado miradas (a veces incluso durante varios días). Que llega y se coloca a tu lado en el bar. Y aquí si que es Mission: Impossible.Por que: 1º) No sabes si eres un fantasma que se ha imaginado lo de las miradas. 2º) Incluso si lo el checkpoint 1) no eran imaginaciones tuyas, tampoco sabes si se ha puesto aquí por casualidad, caso que terminas dando por el más probable y 3º) El más importante, brutal y definitorio: aunque los dos anteriores no fueran iamginaciones tuyas y los acercamientos fueran escandalosos...¿Que coño dices? ¿Y de qué hablas?

Conclusión: acabas la cocacola y te vás tranquilamente de bar, tal y como has entrado

5:11 AM  
Blogger Vampiresa said...

J j jajaa, bueno tampoco es para tanto. Lo que pasa es que tu lo pintas muy negro, hombre. Me da que te pasas de timido.

En primer lugar por sostener un rato de conversacion no se muere nadie. Si le dices a la tia de las miraditas: Hey, hola! como si la conocieras de toda la vida, pues ya esta, que si la tia quiere mas ya te lo hara saber ...

(Ademas, cuando una tia deja a sus amigas y se pone a hablar contigo... no es por pasar el rato hombre, es que esta claramente interesada! para pasar el rato ya tiene a su gente... ains... dudar de eso... en fin... lo de las amigas que te arrastran hasta una tercera... eso es mas dificil. Yo nunca lo he hecho, ni lo he sufrido gracias a Dios, asi que no puedo hablar de primera mano, pero pienso que es posible que la tia haya mencionado a sus amigas que le pareces interesante, pero en realidad no desee hablar contigo "de verdad" y que sean las amigas las liantas... en ese caso, bueno intenta ser amable si te interesa la chica y si no, huye... ja j aja

Sobre lo de "de que hablar"... bueno, lo mejor es ser uno mismo. ¿de que le hablas a tus colegas? no se. A mi personalmente siempre me ha divertido la gente original (no digo que todo el mundo sea igual) y la frase para romper el hielo que mas me ha gustado de las que me han dicho han sido: "oye, hace dias que me corroe la duda: tu recuerdas de que color era espinete? es que no estoy seguro de si era amarillo o naranja..." hizo que me intrigara... ¿que tipo de persona dice algo asi? y eso siempre es un buen principio. no solo estuvimos hablando un monton de rato, sino que aun hoy, muchos años despues, nos saludamos por la calle... Pero claro, es que depende lo que busques. Si es un ligue de "si te he visto no me acuerdo" da igual lo que digas. Seran las feromonas las que hablen, pero si buscas a "alguien" entonces no lo fuerces. No va a ser en un bar donde surja ese "Algo". Di hola. Y al siguiente dia será Ey! Hola! que tal? y al siguiente una conversacion... no puedes encontrar lo que buscas sin dedicarle tiempo y esfuerzo, y si lo encontrases... bueno, es lo mas probable que no mereciera la pena.

De cualquier forma sigo pensando que ni los bares ni los chats son lugares idoneos para fomentar un encuentro real entre personas. Si, encuentras gente, pero gente que finge, que se esconde, que lleva "mascaras" especificas para ese ambiente... Y sinceramente. Yo prefiero saber lo que hay debajo.

8:05 AM  
Blogger Vampiresa said...

jejee, por cierto. Entrando en algo menos serio: si el post sobre San Valentin de Sergio, te pareció una llamada desgarradora, deberias ver este...

http://bakerstreet221b.blogspot.com/2005_11_01_bakerstreet221b_archive.html

3:28 PM  

Post a Comment

<< Home