El Blog de John Constantine

Impresiones de un bastardo profesional.

Tuesday, July 01, 2008

Actores de con carácter

Puesto que generalmente usa uno el blog para quejarse de todo y todos, pues bueno será de vez en cuando usarlo también para reseñar impresiones positivas. En el caso de hoy, y con bastante retraso incluso respecto al DVD, de una película de la que servidor tenía los mayores prejuicios: El remake de "Poseidon" de Wolvang Petersen.


La verdad es que ante un clásico tan eficaz como la versión original, que siguen contemplándose con agrado e interés en sus sucesivas repeticiones por TV, uno se pregunta qué puñetas puede ofrecer una nueva versión, más allá de la actualización de unos efectos especiales que , pese al tiempo transcurrido, funcionan aún de maravilla.


El resultado es, a mi parecer, similar al que el director alemán ofreció con Troya: curiosamente la película no termina de ofrecer un "gran espectáculo" tan grandioso como podría parecer por su presupuesto. Se echan en falta, a priori, unos escenarios mas impresionantes -el casino, el restaurante- y esa mirada que directores como Tony Scott o James Cameron sí saben ofrecer para convertirun sólo fotograma en algo espectacular.

Y es algo que a uno le hace pensar si Petersen no habrá sido encasillado erróneamente en superproducciones, cuando sus mejores trabajos americanos, como "En la línea de fuego", tenían sus mayores aciertos en cierto tono intimista y personal. Otra cosa es que Hollywood considere "Airforce One" como un ejemplo de lo que debe ser una película y pretenda revisitar su éxito cuando alquila los servicios de Petersen.


Pese a esto, lo ajustado de la duración del relato juega a favor del mismo, agradeciéndose la intención de no convertirlo en una interminable odisea de supervivencia.También termina resultando un acierto el limitar un tanto, respecto a otras producciones del género, el número de personajes principales, alejando el desarrollo de la trama de un mero "body count" de estrellas (recordemos "El coloso en llamas","Terremoto").


Y es la labor de algunos actores, sobre todo Richard Dreyfuss y Josh Lucas, la que termina inclinando la balanza de modo favorable en la valoración. Dreyfuss, con la sabiduría de los años, componiendo un personaje de gran humanidad que se aferra a la existencia justo cuando pensaba que carecía de valor para él.. Y Lucas, en un "tour de force" repleto de energía y garra. Dando una lección de lo que debería ser una interpretación en filmes de acción, de la que deberían tomar nota ¿superestrellas? del calibre de Nicolas Cage o Harrison Ford, apáticos unos y sobreactuados los otros en sus últimospapeles de acción. Lo único que lamenta uno es que el (relativo) fracaso comercial de la película no haya elevado a Lucas a la categoría de superestrella a la que lleva ya un tiempo optando con merecimiento.Uno sólo espera que aunque sea en cierto segundo plano, al actor no le falte trabajo y no se quede limitado a comparsa de la estrella femenina de turno, como ya hiciera en sus comienzos en "Sweet Home Alabama", condición en la que parecen haber quedado encasillados actores tan prometedores en su momento como Mark Ruffalo.


En el lado negativo de los intérpretes, da la impresión de que papeles como los de Andre Baugher (el capitán del Poseidón) han sido recortados a su mínima expresión, pues ni siquiera se nos hace una presentación de los mismos. Y, no se sabe si ensombrecido por la pujanza de Lucas o por su edad, Kurt Russell aparece ciertamente algo por debajo de su perfil habitual, echándose en falta algo más de mordiente en ciertas situaciones de comedia.También, porqué no decirlo, el personaje de Dreyfuss ofrecía aún más posibilidades dramáticas de las que el actor inteligentemente ya aprovecha... aunque uno es consciente de hallarse ante un producto de mero entretenimiento y no de uno orientado al lucimiento de los actores o el drama.


Aún así, este blogero se queda con la sensación de haber pasado un rato más que entretenido con una producción que no pretender tomarle el pelo en sus intenciones, cosa no del todo habitual en el cine de entretenimiento actual. Cosa que sí ocurre en cintas como "Transformers" o las dos secuelas de "Matrix". Si algo pueden tener de bueno los prejuicios son las (agradables) sorpresas que uno se lleva cuando demuestra estar equivocado

Labels: , ,

Tuesday, June 24, 2008

Periodismo de pataperro


Le tengo tirria a Ana Pastor y 59 segundos. Ya en los tiempos de Mamen Mendizábal no es que el programa valiera para mucho. Pero desde la llegada de Pastor el programa, cuando de entrevistas se trata, se ha convertido en un muestrario de lo más granado, y a la vez, fétido, de nuestro periodismo español.

Ayer, en un escaso minuto de zapeo mientras Grissom y su panda dejaban paso a la publicidad, me encontré con la beatífica y sonriente figura de Gonzalez Pons, tranquilo ante el nivel de los entrevistadores, y a una serie de plumillas con expresión de satisfacción absoluta por haberse conocido. Y por cobrar, supongo, un suculento sueldo del erario público por denigrar la labor periodística ante límites que enrojecerían a muchos colegas extranjeros.

Mención expresa para la ya citada Pastor, que en su vergonzante entrevista a ZP orilló de pasada los temas mas espinosos en su momento y se comportó como lo que es: una periodista "de cámara" -como atestigua su viaje junto a la Chacón al Líbano, por mor del suplemento mierdofemenino "Yo Dona" -, no atenta a informar o poner en aprietos al entrevistado (y más si pertenece al actual gobierno), sino a convertirse en una figura "mediática" cuya cotización se mida por sus apariciones ante la cámara. Periodista (que no periodisto) joven, moderna, sexy y amable, que es lo que se lleva. "Periodismo de mierda", como lo definió acertadamente Javier Pérez de Albeniz.


La pasada semana revisite "El dilema", de Michael Mann, sin duda la última gran interpretación de Al Pacino. Y uno se imagina a su personaje en la realidad, Lowell Bergman, alguien capaz de ir contra sus compañeros, jefes y mucho más con tal de defender su integridad y reputación profesional. Un tipo incisivo, agresivo, una auténtica mosca cojonera con todo el mundo.

Lo contrario de Ana Pastor, Pedro Piqueras o Matías Prats, auténticos arrullos para sus entrevistados. Buen rollito, intimidad y complicidad, no sea que el entrevistado "me se enfade" . Mierda de perro comparados con gente como Woodward&Bernstein, Edward R. Murrow o el propio Bergman, alguien que apuesta y en lo profesional y moral, gana. Pero que prácticamente, en lo personal, pierde.
Atrévase cualquiera a pensar en cualquier periodista de nombre en España que amenaze con dimitir si no se le permite publicar su información. También tiene título de película: "Mission Impossible".
Aquí en España "El dilema","Salvador", "Bajo el fuego", "Network" o "Buenas noches y buena suerte" no representarían a la profesión de periodista . Me inclino más por "Intimo y Personal"."

Labels:

Wednesday, June 18, 2008

Ramírez

Anda uno desde hace tiempo realizando un viejo proyecto: regrabar mi vasta colección de películas en DIV-X almacenadas de CD-ROM a DVD, agrupándo los filmes por temas e incluyendo subtítulos en todos los que es posible. Y graba que te graba, se encontró uno el otro día con una película por la que siente uno un afecto que no os pillará de nuevo: Los inmortales.


Varias reflexiones le vienen a uno a la cabeza: lo mal que ha envejecido todo lo referido a la imagen de los 80. Es curioso que, al menos en lo cinematográfico, parece vivirse una reivindación de los 70 y su estética. De ahí el éxito crítico y/o de público de películas como American Gangster o La noche nos pertenece. E incluso reseñar la sorprendente -por agradable- acogida del público, al menos en nuestro país, a un producto a priori tan poco espectacular como "Antes de que el diablo" sepa que has muerto, donde el viejo Sidney Lumet demuestra la maestría que brillara sobre todo en aquella decada.

En cambio, películas como "El precio del poder", "Wall Street" o series como "Miami Vice" , más allá de sus aciertos argumentales, provocan la sonrisa involuntaria del espectador..


Y si hablamos de envejecer mal, qué decir de Christopher Lambert, protagonista de la cinta. Un actor que alcanzó la fama con cintas como ésta, "Greystoke" o "Subway" y que lenta pero inexorablemente ha quedado relegado a las estanterías del "Direct to vídeo", merced entre otras cosas a su maestría en la elección de malos papeles, tal vez sólo igualada o superada por la de Alec Baldwin.

Pero hay algo que la película no ha perdido: la humanidad y energía que Sean Connery y su personaje, Ramírez, otorgan a la cinta. Connery se encontraba al principio de su mejor etapa como actor, en la que papeles como éste, el Malone de "Los intocables", el Guillermo de Baskerville de "El nombre de la Rosa" o el Marko Ralmius de "La caza del Octubre Rojo" le elevaron a la categoría de superestrella cuando parecía que el ocaso de su estrellato era inminente.

Hay algo además que siempre me ha gustado de Connery, tal vez sólo una impresión personal: su enorme generosidad a la hora de componer sus personajes, lejos de la vampirización a las que les someten otros actores. Salvo en películas biográficas ("El aviador","Forrest Gump"), me resulta imposible recordar el nombre del personaje de Tom Hanks en "Naufrago", el de Daniel Day Lewis en "American Ganster" o "Pozos de ambición", el de Pacino en "Esencia de mujer"...Pero curiosamente , al menos en mi opinión, el escocés siempre parece capaz de que recordemos el nombre de su personaje (ver la lista arriba citada) más alla del de la propia estrella.

Y pese a que muchas de sus últimas cintas no destacaron en absoluto, la verdad es que uno es incapaz de encontrar un sustituto, siquiera tímidamente, a ese Connery de los 80 que a todos nos impresiona aún.

Labels: , ,

Tuesday, May 20, 2008

Los medios

Bueno, en la mejor tradición de este blog pensaba hacer un post medido, sosegado , estructurado, pues no, oiga.

Primero decir que pese al olímpico desprecio que me inspira la monarquía española y sus miembros, no tengo nada en contra de Telma Ortiz. Ni a favor.

Y precisamente por eso no veo porque, en función de con quién se ha casado su hermana, hay que amargarle la jodida existencia a esta mujer. Vamos, que si un hermano mío se casara con alguien y la prensa comenzara a perseguirme, iba a reaccionar de manera mucho menos sosegada de como ella lo ha hecho hasta ahora.

El tema de Telma Ortiz estaba muy claro, y no precisamente por razones jurídicas, que ya todos los medios se habían encargado de dictar sentencia antes y una juezucha ni iba a fallar en contra de toda la ralea periodística de este país, que demuestra día si y día también su independencia y valía.

La sentencia, como era de esperar, revindica definitivamente la ya olvidada figura de Pedro Pacheco, otrora figura estelar de la política andaluza y que, humilde y tímidamente, esbozó de manera finísima , modesta y casi melindrosa la situación de ejte país: "La justicia es un cachondeo". Lo que queda de ella, si es que hay algo. Que después del Bermúdez, el TC, el caso MariLuz, etc etc etc, pues me se acaban los adjetivos.

De los argumentos de la sentencia, ya han hablado, y con claridad, gente que no le debe el potaje de lentejas al conglomerado mediático de este país. Simplemente esbozar, al igual que lo hace Álvaro, que siguiendo la fina argumentación de la jueza, según la cual quien prescinde en ciertos momentos de su derecho a la intimidad lo pierde luego, el abusar de una prostituta no sería delito pues ella ya ha renunciado a su dignidad sexual. Acorde con los tiempos, ¿verdad?

Ya puestos, pues nos ponemos simpáticos y argumentamos que las víctimas de violencia de género que transigen en algún momento con sus maltratadores tampoco tienen derecho a denunciarles. Bien, ¿no?

Del argumento de que no se pueden conculcar derechos constitucionales para remediar una situación injusta, pues lo mismo. Me encantaría oir este mismo argumento aplicado juridicamente a situaciones "de seguridad". O, lo que es lo mismo, porque en cuanto servidor entre en un aeropuerto va a ver sus derechos constitucionales al nivel de la mierda de burro.

O, simplemente poniéndonos nostágicos, recordar como se ha condenado a gente en este país sin pruebas físicas. No quiero ni acordarme de Rafael Vera.

Tampoco se podía esperar mucho más. En un país como este en que el maridaje entre judicatura, política, medios y empresariado deja a "Matrix" al nivel de cuento de los Grimm, era claro lo que se iba a dictar.

Eso sí, o jugamos todos con cartas o rompemos la baraja.

Y servidor quiere saber porqué no es de interés público, entonces, el tamaño de los objetos que le introducían (¿introducen?) por vía rectal al director de un conocido diario.

O qué hay del supuesto romance entre un presentador de Antena 3 TV y un futbolista del Sevilla C.F.

O porqué esta prensa tan arrojada y valiente fue incapaz de preguntar a Fdez de LA Vega por su supuesto matrimonio con una periodista hasta que ella misma tuvo que decirle a un periodista que se lo preguntara para desmentirlo -uno de los pocos gestos que le honra-

Que porras, puestos a joder, hagamóslo bien. Que hablen los expertos en joder al personal, o sea, YO. For example:

Carta abierta a Jaime Peñafiel:

Como esta claro que la lástima, o la risa, que inspiras a gran parte de tu profesión, les impide jubilarte, pues oye, que tal vez sería mejor que te dedicaras un poco a tu familia y menos a la familia real. Que luego te pasa lo que te pasa.
Aunque claro, si yo tuviera un padre como tú, pues tambien me daría a la droga, o me suicidaría.


Por decirlo en lenguaje de póker: lo veo y subo.

P.S. Literario: Quienes lean poco "El Mundo" o "El país" y mucho "La canción de fuego y hielo" sabrán el lugar que ocupan en la historia los enanos, bastardos y contrabandistas. Cosas que el autor de este blog se enorgullece de ser en mayor o menor medida.


Labels: , , , ,

Disculpas por la tardanza...

Y un saludo a Sergio por su comentario sobre "El parque Gorki", aunque creo que no es del mismo autor que él comenta.
Y empezamos

Labels:

Wednesday, February 13, 2008

Tal vez la mejor balada pop que he oído en mi vida

Para recordar a los lectores que sigo ahí.

y tal vez a mí mismo

Sunday, January 13, 2008

Pues sí, para esto tengo un blog.

Acabo de recibir un comentario que no puedo sustraerme a comentar:

http://johnconstantine.blogspot.com/2007/11/as-no-bueno-pues-como-esto-es-mi-blog-y.html#c3298351559124449943

Con un par.

Y eso que avisa uno al principio de que el post es de queja. De desahogo. Una filfa. Perfectamente prescindible. Que paseis casi de el.

Pues no. Nuestro anónimo y espabilado de turno tiene que dejar su huella. Impoluta, imperecedera, en este vacío insondable que es el mundo de la web. Un comentario profundo, mesurado, razonado. Inteligente. Seguramente como él mismo.

No vamos a recordar al significado primigenio del blog, que es el de que cualquiera escriba de lo que le da la gana. De literatura, cine, política, cría de percebes o lo interesante que es ver derretirse un cubito de hielo. Para algo es personal. E intransferible. Me gustan y aborrezco muchos blogs. Y en muchos de los que aborrezco posteo comentarios, pero siempre esgrimiendo argumentos.

Pues si anónimo, para esto tengo un blog. Para que lo lea la gente como tú.

Saludetes

Por que siempre me meto con la SER, PRISA y demás.

Digamos que es por una mera cuestión de coherencia. Y eso que servidor se considera más de izquierdas que de centro o de derechas.

En mi opinión personal, los medios de la derecha presumen de tener casi siempre, políticamente la razón.

Los medios de PRISA también, como es lógico. Pero añaden una característica que hace que se pasen de la raya. Van, como se dice normalmente, de "guays". O de buenos de la película.

Y generalmente el bueno de la película , al menos en las que yo pude ver en mi más tierna infancia, si por algo se caracterizaba era por no usar los mismos métodos repugnantes que sus contendientes. Eso vino después, con el "Spaghetti Western" o Tarantino.

Como ya hemos visto en la realidad y en más de una peli ("Los sobornados", de Fritz Lang) si usas los mismos métodos o peores que tus contendientes terminarás siendo peor que ellos.

En fín, que intentan imbuirse de una pátina de legitimidad y honradez que, cuando uno descubre la verdad sobre ciertos temas, para qué nos vamos a engañar, produce naúseas.

Si, como ellos seguramente piensan para justificar ciertas actuaciones e informaciones, el fin justifica ciertos medios, es que moralmente están mucho más corrompidos que buena parte de la derecha a la que creen oponerse dignamente.

Eso por no mencionar el continuo baile de intereses empresariales que bascula entre sus medios. Como que la SER sólo haga mención a escritores que publican dentro de editoriales que pertenecen al grupo. Saludos, Sr Millás.

O que, como es lógico, para El País, los mejores presentadores de TV sean los de cuatro. Manu Carreño, Manolo Lama, Iñaki Gabilondo, JAvier Ruiz. !Poker, oiga!

Es divertido ver, p.e. como "El País" publica reportajes sobre la telebasura y luego ensalza un concurso como Supermodelo 2007. De cuatro, claro. Un concurso en el que a menores de edad se les castiga psicológicamente y se les hace posar en ropas y actitudes... pues eso, "muy de Cuatro". Muy chic y con mucho glamour, ¿no? De "Factor X" y "Fama" mejor no hablo, no suelo consumir laxantes.

El asunto alcanza su cúlmen con los premios "Ondas". Premios que entrega la cadena SER en Barcelona, y que, oh sorpresa, todos los años tienen a alguno (más bien varios) de los programas de la SER entre los premiados.

Como decía BobPop, si quieren hacerse regalitos de Navidad o el juego del amigo invisible entre ellos nos parece muy bien, pero que no lo intenten disfrazar de versión multimedia de los Príncipes de Asturias.

Sinceramente, que la redacción de la SER en Barcelona le entregue el premio a una carrera a Gemma Nierga es para sonreirse, menear la cabeza y dejarles en paz con su tontería para siempre jamás.


Pues eso, que con su pan se lo coman

Labels: , ,

Lost Christmas

Bueno, pues una vez terminado el autoimpuesto paréntesis navideño, vuelvo a postear.

Podía uno haber escrito sobre la inmensa melancolía que le producen estas fiestas. Sobre todo porque literatura y cine siempre las presentan , aunque sea al final, como Dickens, como maravillosas. Y la vida no siempre es como en la literatura y el cine.

Me hubiera gustado escribir un post sobre la inmensa tristeza que me producía en su momento la falta de una mujer a la que amar y que me ame en esta época del año. Por fortuna, una es cada año más chandleriano. O más resignado. O más derrotado.

No hubiera estado mal algún comentario sobre la euforia (¿psicosis?) consumista que uno ha tenido la oportunidad de ver todos y cada uno de los días de diciembre y enero. NO hace falta. El 5 de enero la gente inundaba los comercios en busca de los regalos de reyes y el 7 de enero los invade en busca de las rebajas.

Queda para el misterio qué extraño virus impide a la inmensa mayoría de la gente esperar 24 horas del 5 de enero al 7 y comprar el mismo producto rebajado , por poner un ejemplo personal, de 39 a 22 euros.

Como la iglesia (católica) ya ni siquiera se molesta en intentar recordar que celebramos un hecho religioso, menos lo va a hacer servidor. Supongo que Rouco y cía están demasiado ocupados con la destrucción de la familia, y tal y tal. El cielo puede esperar. Por mí, hasta que el infierno se congele. Vistos quienes son los defensores del bando de los buenos prefiero quedarme en el de los malos.

Me asombra un tanto la desaparición del villancico. Ya no sólo del tradicional, sino del pop. Creo que éste año sólo he oído, en locales nocturnos, una sola vez el "Last Christmas" de Wham. El "Feliz Navidad" de BOney M,el "All I want for Christmas" de la Carey, los menos conocidos de Gloria Stefan, Rosana...ni intuirlos, oiga.

En fin, saludos y vuelta al tajo.

Labels:

Wednesday, December 12, 2007

Tan raro

La mayoría, por no decir la práctica totalidad de las personas, derraman lágrimas cuando está tristes.

En cambio, a mi, ultimamente, cuando salgo a la calle de noche y tanto el frío como las luces de la ciudad hacen lagrimear un poco mis ojos, me invade una tristeza tan leve como una brisa de verano, pero tristeza, al fin y al cabo.

Siempre al final del atardecer, o cuando ya es de noche cerrada. Siempre cuando hace frío. Siempre con las luces de la ciudad deslumbrando lo justo para humedecer los ojos.

Me intriga más ese velo de tristeza que las lágrimas. Estoy completamente seguro de que son un efecto del frío y las luces.

Completamente. Sin ninguna duda.

Labels:

La conjura de los bastardos

Lo de la situación socioeconómica -y en parte, la política- de España empieza a recordarle a uno a las mas pesimistas obras de la ciencia ficción. Matrix y Blade Runner incluídas.

Más que nada, porque uno observa impotente, pesimista y resignado como una situación económica que apunta al desastre más absoluto es obviada vergonzosamente por clase política, periodística y demás.

Que conste que uno no ejerce de profeta ni gurú. Muchos lo vieron, y lo ven, venir.

Incluso hay medios medianamente independientes que llevan tiempo avisando de lo que se nos viene, dia sí y día también.

Entre tanto la mayor parte de la población vive inmersa en una constante orgía consumista, de los gastos de las vacaciones de verano a la Navidad, la cuesta de Enero, Semana Santa y tiro por que me toca. Los BMW y Cayenne pueblan las carreteras, viva mi nueva tele de plasma, y la tarjeta de crédito parece un pozo sin fondo. En todos los sentidos.

Mientras haya fútbol , "tomate" y Gran hermano en la TV la peña permanecerá con ojos de lechuza hipnotizada sin reaccionar.

Servidor, que tiene memoria, recuerda perfectamente como en el 92, se oficializó la crisis económica justo un día después de que terminaran la Expo y las Olimpiadas. Ni un minuto antes, para no perturbar la fanfarria y explendor de ambos acontecimientos.

En el caso que nos ocupa, uno da menos de un més después del término de las elecciones para la "oficialización" del crunch inmobiliario-socioeconómico.

Para quien no quiera -mal hecho- leer a Marc Vidal o similares, una explicación muy sencilla, de economista de pandereta, que es lo que es uno. Al igual que Zapatero. Cada vez se venden -y se venderán- menos casas. Más gente de la construcción al paro. Menos consumo. La única solución para reactivar la economía, bajar los tipos. Imposible dada la evolución actual del IPC -rozando el escándalo-. Si el Banco Central Europeo no ha bajado los tipos aún con la presión brutal de Sarkozy, es por que es imposible hacerlo. Comparen esta explicación de economista aficionado con las de nuestro excelso presidente y hagan una extimación realista de cuá es más probable.

De todos modos, vox populi, vox dei. Si la inmensa mayoría de la población quiere inmolarse en una "grand bouffe" de proporciones siderales, con su hipoteca se lo coma.

Pero, por favor, de ahí a presentar a Solbes como "El viejo profesor" de la economía española, como han hecho en la SER Javier Ruiz y su pandilla de maquilladores y guionistas de la realidad, ya media un abismo.

Que uno sepa, de "viejo profesor" en la economía española sólo pueden -podían- presumir Fuentes Quintana y José Barea. Gente, que para bien y para mal, decían siempre lo que pensaban. Fuera social o políticamente inoportuno.

Pero, hasta ahora, el Señor Solbes de lo único que puede presumir es de seguir a rajatabla la ortodoxia económica. Ni más ni menos. Su categoría es o debería ser, la de oscuro funcionario.

La marcha de la economía española en los últimos 4 años no ha sido responsabilidad -o mérito- suyo, sino de los gases (fétidos, como el metano) expelidos por la burbuja inmobiliaria.

Porque en caso contrario, si atribuimos a Solbes dicho mérito, también habrá que atribuirle el de la escandalosa subida de los precios -nunca vista hasta ahora- o del alarmante repunte actual del paro. O de la situación del acceso a la vivienda. ¿No?

O a lo mejor es que Solbes sólo es responsable, para PRISA y su mainman económico, Javier Ruiz, de lo bueno. Lo malo de la economía es culpa de las hipotecas subprime y la situación internacional.Vamos, como siempre en PRISA. Que la culpa es de los yanquis. Faltaría Plus, Canal.

Todo el mundo parece haber olvidado que Solbes fue en aquellos románticos tiempos de la entrada del euro, comisario europeo de economía y el 2º de Wim Duisenberg. Un hombre que tuvo que admitir en su momento que se maquillaron los datos de IPC en la entrada del euro para no tener que actualizar los salarios.

Lo cual nos dice pura y simplemente que cuando haya que mentir y falsificar los datos, Solbes lo hará, sin ningún complejo, rubor y remordimiento.

Por que a un presidente del gobierno no se le ponen condiciones.

*Nota de la redacción: para que vean uds. la clase de profesional de que se trata Javier Ruiz, es alguien que, llamándose a sí mismo periodista, no tuvo empacho en acudir a la CNMV a denunciar al BBVA con el fin de posibilitar un acción de asalto de Moncloa -y sus afines- al banco de origen vasco.

Personalmente uno creía que los periodistas deben permanecer neutrales y no acuden a denunciar delitos, estafas, y cosas por el estilo. O al menos es la excusa que dan siempre que se quedan de brazos cruzados ante una atrocidad sin mover un dedo

La denuncia y posteriores informaciones en la SER de Ruiz fueron recompensadas posteriormente con la presentación de un informativo nacional.

De Madrid al cielo, oiga.


Labels: , , ,

Muerte de un hombre

Bueno, y ahora que han pasado un par de semanas del fallecimiento de Fernán Gómez, podemos hablar concierta frialdad del asunto y del finado. Que el peloteo y los panegíricos se les dan muy bien a otros.

En primer lugar, e innegable: Fernán Gómez era un genio, o un actor genial, como se quiera. Inapelable.

Pero eso no quiere decir que uno esté de acuerdo con muchas de sus actuaciones. No sé si por respeto, o más bien miedo a su figura, muchos de los directores no le dirigían como debían. De ahí que en la mayoría de sus últimos trabajos, no veíamos a su personaje sino a Fernán Gómez, y no al revés, que es lo que debiera haber sido.

Esto tampoco es para abrirse las venas: no tenemos mas que fijarnos en el cine USA, en el que los grandes actores (De Niro, Pacino, Jack Nicholson) imponen de manera arrolladora sus personalidades en sus actuaciones, imponiendo sus éstilos y, en el peor de los casos, sus tics, a sus directores.

La lástima es que en los escasísimos casos en que el director ha "sujetado" a F. Gómez éste ha demostrado la innegable variedad de recursos que poseía. Ahí está "En la ciudad sin límites", donde el actor no podía desplegar, debido a la enfermedad de su personaje, sus habituales registros, y ofrecía una interpretación pletórica de patetismo de un enfermo de Alzheimer acabado al final de sus días.

En fin, que es una lástima que la desidia o pereza de muchos directores haya mutilado la versatilidad del actor, cosa que en el caso de otros grandes de todos los tiempos (John Gielgud, por ejemplo, o más recientemente, Ian MacKellen) no ha ocurrido de manera tan ostentosa, tal vez por su personalidad menos atronadora.

Y en cuanto a lo personal, me ha molestado mucho la opinión de sus allegados intentando disculpar el mal genio, valga la redundacia, del difunto.

El que Gómez fuera un genio no es óbice para que no pudiera ser un gilipollas. Que a lo mejor tampoco lo era. O sí. Ni le impediría tener un humor de perros. Y viceversa. El ser una persona de muy diversa calidad humana no influye en su genio o potencia intelectual. Y ejemplos no voy a dar porque hay a millones.

Pero la izquierda -o la "progresía"- española, es incapaz de resistirse a la tentación de subir a un altar a sus iconos. Cosa que, nobleza obliga, no ocurre con artistas de orientación política inversa, caso de Umbral o Cela.

Pues no. Fernan Gómez, como dicen sus hagiógrafos, no era "antipático" con los tontos, como más o menos he oído decir a su viuda -de facto- y compañeros.

Si tan antipático hubiera sido con los tontos, sobraban en su funeral el 75% de los representantes de la clase política y las instituciones. Pongan Vds. los nombres que quieran. Como mínimo, y siendo bondadoso, sobraba Carmen Calvo de esa primerísima fila en el sepelio.

Si tan antipático hubiera sido con los tontos, hubiera rechazado homenajes oficiales e incluso su nombramiento en la RAE, donde estaría acompañado por personajes tan "reputados" intelectualmente como #$@@ del estilo de Ansón o Cebrián.

Uno recuerda perfectamente -vídeo obliga- el famoso episodio de "A la mierda"y no recuerda comportamientos similares de Fernán Gómez con políticos, autoridades o similares de los que no me cabe duda de su indigencia moral e intelectual. Fernan Gómez fue antipático con una amable persona que, educadamente, le pidió una firma de un libro suyo que acababa de comprar. Y aquí que no me cuenten cuentos como los de la valerosa actuación de Don Juan Carlos de Borbón y Dos Sicilias el 23-F. Esto no fué hace 30 años, sino mucho menos. Uno lo vió con sus ojitos

Vamos, que Fernan Gómez no era antipático con los tontos. Era un antipático con quien podía, no con quien debía.

Por no decir que la aceptación de homenajes oficiales choca mucho con la imagen de anarquista que, dicen sus próximos, tenía.

Un anarquista, pienso, no se viste de gala ni acude a ciertos actos con cierta gente.

En fín, con todos los pesares, descanse en paz, que por trabajo a lo largo de su vida lo mereció de sobra. Fernán Gómez, un hombre, nada más. Y nada menos.

Labels: , ,