El Blog de John Constantine

Impresiones de un bastardo profesional.

Wednesday, March 08, 2006


Cabreo II: Carnaval de huesos.

Todos los años el mismo espectáculo. Como los Oscar, las rebajas de enero o la lotería de Navidad. Lo más granado de "la política, la cultura y la sociedad" (...) se dan cita en las pasarelas Gaudí y Cibeles para , dicen unos, contemplar las nuevas tendencias en el vestir (.......) y apoyar a la industria española de la moda (............).

Vayamos por partes, como decía Jack el destripador. Por suerte o por desgracia, el contemplar a las mujeres con un pecho al aire dista mucho de convertirse en tendencia, por mucho que los diseñadores llevan años y años exhibiéndolas en las pasarelas. Valga los mismo para los vestidos que incluyen un burka en la cabeza, trajes hechos de metal o volantes de más de 2 metros de largo. De la moda masculina ya ni hablamos. Confieso avergozadamente que parte de mi curiosidad se excita cuando nos imagino a los hombres por la calle con sombreros de copa o papagayo, faldas y pareos de lunares (¿por qué estos fulanos no han inventado la mini para hombre?) y bastones o parasoles de fantasía. Pero qué demonios, ya tenemos carnaval 4 días al año y ahí cada cual se viste como le da la gana. Con atuendos, muchas veces, de su propia confección e inspiración.

El tema industrial. Ah, si. Que es que la moda es el sustento de muchas familias en este país. No lo dudo. Sobre todo de las familias de quienes trabajan en el Corte Inglés, Zara,Cortefiel o similares (perdón por dar nombres). Porque estoy seguro de que el/la profesional liberal de las grandes ciudades no tiene el menor problema en , por ejemplo, gastarse unos 300 euros (50.000 pelillasde las de antes) en un bolso de Guchi, o 180 euros en una falda de Dullos o Pedro Albarado. Como no van a poder, si las innumerables revistas de moda, tendencias y mujer nos lo machacan un día si y otro también. Pero supongo que los pardillos como el que esto suscribe, trabajadores en ciudad provinciana y con un sueldo más o menos decente, pero con casa, comunidad, comida y mil gastos más al mes que pagar, se visten principalmente en los establecimientos arriba mencionados.

Mentira cochina, me responderá -no sin razón- la gente mas in, out y los coolhunters de turno. El personal si que está dispuesto (y lo hace) a comprar ropa cara y de lujo. Poz zí. Pero eso es debido, en gran parte, a la proliferación de los outlets, esos establecimientos en los que uno puede comprar toda esa ropa de marca tan chachi que los diseñadores no consiguen vender a lo largo de la temporada. Ropa que da la casualidad se encuentra en cantidades más que respetables, lo cual me hace dudar bastante de la capacidad de mercadotecnia de creadores, por otra parte, con una innnnconmesurable visión artística.

Y bueno, todo esto lo podríamos dejar pasar (porque, para más huevos, se financia en parte con nuestro dinero) como uno -otro más-de los innumerables despilfarros que se cometen todos los días. Pasarela, en fin, no de modas, sino de imagen, de vanidades y egos. Pues vale. Con su pan se lo coman, y que aproveche. Pero por lo que uno no traga es que semejante sumidero de dinero público se esté convirtiendo en aberrante escaparate de la anorexia nerviosa.

Y es que cuando incluso periódicos de difusión nacional como "El mundo" ó "La vanguardia" se hacen eco de un reportaje aparecido en "Aquí hay tomate", algo pasa. Y lo que pasa es que, como muchos sabemos, las pasarelas de moda, y gran parte de la moda en sí, son una oda constante a la delgadez extrema. Si quiere ver Vd. la novia cadáver, no vaya al cine. Vaya a un desfile de , por ejemplo, moda nupcial. Es increíble como uno puede ver´,año tras año,desfilar a bellísimas profesionales pero con unas facciones y unos cuerpos instalados en lo enfermizo, nada de rayarlo. Todo ello ante la mirada complaciente -supongo que también morbosa y lúbrica , para que nos vamos a engañar- de famosos, dirigentes y demás. Y con el silencio culpable, e incluso mafioso, de diseñadores y "Estilistas". Y lo peor de todo, es que haya tenido que ser "el tomate" quién descubriera esto. Por que aquí se ve como la ficción imita a la realidad. No han sido los grandes medios los que han descubierto la noticia. Ha sido el periodismo mas canalla y irrespetuoso el que ha destapado definitivamente el pastel. Mostrando como a las módelos se les conmina a comer en pequeñas cantidades. Los cuerpos espeluznantes de algunos desfiles. Y, para redondear el ambiente gangsteril, a los diseñadores exigiendo la no emisión de las imágenes. Ellroy no lo hubiera hecho mejor.

De este modo, no sólo las adolescentes mas impresionables sienten estupor ante sus imperfectos cuerpos. Así lo que se está consiguiendo es un estándar físico imposible. No hay manera de alcanzar semejante figura sin recurrir a las dietas más draconianas. Todo un negocio para las ya mentadas revistas femeninas, que inundan sus páginas de las fotografías de esas mismas modelos, proponiendo peinados, regímenes, planes de perfeccionamiento físico, esa misma moda irreal que se difunde en las pasarelas...El negocio es redondo, y que siga girando la rueda.

Como colofón, resulta increíble ver a una de nuestras más reconocidas modelos, recibida ostenotosamente en los foros institucionales confesando que padeció anorexia...cuando su estado físico actual bordea el raquitismo. Contemplar como una "top-model" internacional aumenta exponencialmente sus ganancias después de ser descubierta en plena cata de farlopa. Llorar el destino de más de una de aquellas impresionantes mujeres que llenaron portadas en todo el mundo, y sucumbieron al infierno del alcohol o las drogas: Naomi Campbell, Karen Mulder, Elle McPherson... Impresionante el ejemplo que dan a todas esas jovencitas que, como ellas en su momento, aspiran tener el mundo a sus pies. Chanel, cocaína y Dom Perignon, cantaba el Loquillo.Pero que más dá. El show debe continuar. Cuerpos perfectos y mentes vacías. ¿Quién da más?

6 Comments:

Blogger Vampiresa said...

Jo, si que estas cabreado si...

Reconozco que comparto tu cabreo en muchos de sus puntos, sobre todo por que para mi frustracion y mi desesperacion, soy victima de esa sarta de mentiras que nos venden, y diariamente me siento mal cuando me miro a mi misma, con mi culo rellenito y mis curvas imposibles de ajustar a un modelo de pasarela, mas aun, ya que ni tan siquiera ajustan la mayor parte de las veces a la ropa de zara o cortefiel...

Me llamo estupida, pero sueño con parecerme a esas modelos de raquiticos esqueletos, me digo que compro solo lo necesario y luego babeo como una imbecil ante esos bolsos de prada que tanto denostabas, o ante unas imposibles sandalias de tacon de aguja de Georges Rech... y me frustro al no poder acceder a una vida (Im)perfecta que desprecio y ansío a un tiempo...

Que dificil es ser mujer en estos tiempos. Que dificil quererse...

2:59 AM  
Blogger John Constantine said...

Nadie es perfecto. Que a mi también me encantan las chicas guapas, que saben vestirse, atractivas... pero hay un límite para todo. Yo tuve una amiga que trabajaba como modelo, y estaba siempre al límite de la anorexia. Eso dejando de lado los inexorables efectos psicológicos que la belleza produce en la gente. Por supuesto que es injusto generalizar, y que seguramente hable uno desde el resentimiento que supone no parecerse a Brad Pitt, pero si he comprobado que salvo rarísimas excepciones, la gente muy atractiva tiene una manera de ser... peculiar. Claro que esto puede ser una gilipollez mía. Pero como éste es mi blog, ala.

3:57 AM  
Blogger Vampiresa said...

jajjajaa... Si, es cierto. Quizás yo tambien esté resentida por no parecerme a Angelina Jolie, jejje (por seguir con el simil) pero lo cierto es que estoy de acuerdo en que la belleza fisica condiciona tu personalidad (como su carencia tambien). Eso si. Lo de peculiar... en fin. Me ha hecho gracia, pero yo mas bien diria que son gilipollas. Pero como no es mi blog, haremos como que no lo he dicho...

11:49 PM  
Blogger John Constantine said...

Bueno, yo en realidad es que también quería decir que me parecen...tontas. Y puedo hablar con conocimiento de causa por que en su momento fuí amigo de unas cuantas chicas, algunas guapísimias e incluso alquna que trabajaba como modelo. Lo que pasa es que de vez en cuando recuerdo que a no todo el mundo le resbala lo que digan de él (a mi sí), o que en este blog podría entrar alguna señorita estupendísima que se sintiera ofendida, o que las generalizaciones son injustas (por ejemplo , esta :http://blogs.20minutos.es/chapiescarlata/post/2006/03/10/no-hay-treintaneros-libres).
Claro que, por ejemplo, cuando a mi me dicen que los informáticos somos raros o gilipollas, contesto que a mucha honra.

La verdad es que el aspecto físico de la gente es un problema para mí. Siempre he procurado no tenerlo en cuenta para nada con la gente poco agraciada o con problemas, con lo cual uno debería aplicar el mismo rasero a la gente del otro extremo...pero me cuesta mucho más.

Salvo algún amigo mío, que es un tipo que las vuelve locas pero es timidísimo, la gente que conozco "con físico" se lo acaba creyendo siempre.

2:00 AM  
Blogger Vampiresa said...

Bueno, jajjaa, la verdad es que los informaticos SI sois bastante raros casi todos, Jajajaja... Y conozco a unos cuantos!!! (la mayor parte de mis amigos lo son...) Pero es mas triste no ser raro, en cualquier aspecto, por que eso significa mediocridad. Alguien que no destaca absolutamente en nada no puede ser mas aburrido!.

Yo soy una "friki", mis amigos informaticos, "bichos raros", y tus amigas modelos "creidas". Bueno, cada uno tenemos nuestro estigma, pero al menos nos diferencia... Creo que no hay nada peor que ser "normal".

Ademas tu tienes una doble ventaja... jejeje! Por que no solo tienes la etiqueta de "raro" tambien tienes la de "util"! ¡adoro a mis amigos informaticos por que abren mi ordenador (esa caja del demonio) y son como Dioses...)

3:01 AM  
Blogger LazyGirl said...

Esa tia (la del blog que has dicho en el ultimo coment) es gilipollas. En serio. De todos mis amigos varones, todos de treintaypocos, unos 15, 10 estan solteros y ansían una mujer que quiera compartir sus sueños... ¿será que no busca en los sitios adecuados? ¿o que no sabe en realidad lo que busca? Igual es tan inmadura que necesita jovencitos de veintipocos para poder sentirse a la altura...

Pues desde mi punto de vista, donde esté un hombre, que se quite un niño.

3:14 AM  

Post a Comment

<< Home