El Blog de John Constantine

Impresiones de un bastardo profesional.

Monday, July 30, 2007

Piloto automático

No suelo ponerme metafórico o lírico. No va con la personalidad que quiero que los demas perciban de mí. Pero no se porqué, leyendo ayer una novela de Henning Mankel, me asaltó la idea de que la gente vive sus emociones como si estuviera sumergida en el agua y tuviera un banco de peces delante suyo.

Como es lógico, hay gente que está como un cencerro y sólo ve un pez. A la mayoría del personal le encantan los peces más bonitos y de cuantos más colores mejor. El objetivo de la mayoría es tener el máximo número de peces, y a ser posible los mas hermosos.

Yo, personalmente, desde que empezó el año no veo ni un solo pez delante mío...

De ahí mi incomodidad cuando , leyendo el mencionado libro (Pisando los talones) , el protagonista, Kurt Wallander, descubre que se ha quedado sin razones para seguir adelante. Y que , como yo, se encoge de hombros y piensa que ya aparecerá alguna.

Nota: la imagen pertenece al óleo "Peces" de Magali Herradon Boschi. Busqué "Peces" en Google y , entre otras, apareción esta bonita imagen. Felicitaciones a su autora.

Labels: ,

1 Comments:

Blogger Violeta Erzebeth Hudson said...

Jejeje, me encanta la metafora del banco de peces. Es preciosa...

Yo, mas pragmatica, suelo compararlo a estar en la parada del autobus. estas ahi sentado, viendo pasar autobuses, pero no sabes si son el tuyo, por que no llevan indicacion, y solo tienes dos opciones, subirte y arriesgarte a ver donde te lleva o quedarte esperando...
a veces te arrepientes de haber dejado pasar algun bus en concreto, y otras, tras montarte en el equivocado te has bajado en la siguiente parada... pero ya es la siguiente. Ya has cambiado y has dado un paso mas para desconfiar del siguiente que cojas.
Otras veces, has decidido subirte al autobus, tal vez, incluso al primero que ha pasado y ha abierto las puertas, y luego, desde la ventana ves que la carretera estaba llena, y que no hacía falta apresurarse... pero ya estas en marcha, y no hay paradas para bajarse...
al final, todo se reduce a moverse y avanzar. Supongo.
Salvo que a ti parece que te han dado las 12, y, de momento, han dejado de pasar autobuses por tu parada... pero ya amanecerá tranquilo.

¿se ha entendido algo de lo que he dicho?
Diso, que espesa estoy hoy.

Un beso, y que sepas que sigo aqui. leyendote. Como siempre.

12:57 PM  

Post a Comment

<< Home