El Blog de John Constantine

Impresiones de un bastardo profesional.

Sunday, June 10, 2007

Fuera disfraces

Uno de los placeres culpables que confieso indisimuladamente es el cine de Tony Scott. Que critiquen lo que quieran, que gente con criterio hay en todas partes. Pero me da la impresión de que un tipo que ha sobrevivido 30 años realizando cine de género no puede ser tan malo. Y más, viendo como las pretendidas promesas o superestrellas de este tipo de cine son incapaces de llevar una carrera medianamente coherente. ¿Que ha sido de Stephen Sommers ("La momia, "Van Helsing"), de Antoine Fucqua ("Training Day")? ¿No es lamentable la trayectoria de Michael Bay, sin duda el más rendido imitador -que no admirador- de Scott, incapaz desde hace años de ofrecer una película decente?

Hace poco, viendo en DVD lo último de Scott, "Deja VU", no dejé de admitir las lagunas que el film ofrecía, producto sobre todo de su guión. Pero a pesar de todo, y sin inventarse ningún recurso narrativo, estilístico o tecnológico, y utilizando las mismas herramientas cinematográficas que llevamos viendo desde los ya lejanos tiempos de "Top Gun", Scott conseguía un producto de entretenimiento perfectamente llevado que , al que esto escribe y a bastantes de sus conocidos, le satisfizo plenamente y mantuvo pegado a su sillón durante toda la duración de la película.

Pues bien, parte (no toda por fortuna) de esa crítica que lapida indisolublemente cada nueva obra de Scott, ha acogido con bondadosa indulgencia en Cannes la nueva obra de Tarantino, "Death Proof", una desvergonzada masturbación -no homenaje- que el autor de Pulp Fiction ha realizado en torno a sus mitos de la serie Z (que no de la serie B). Ante esta auténtica meada fuera del tiesto, gran parte de los cronistas oficiales ha sonreido con comprensión y disculpado la bufonada del ex-empleado de videoclub, alabando en todo caso su innegable maestría visual.

Acabáramos. Nos pasamos gran parte de la década de los 90 alabando a un fulano que iba a revolucionar la cinematografía mundial, y al final vemos que , cuando no puede parasitar a los grandes de la moderna novela negra (Elmore Leonard, Westlake), sólo tenemos a un tipo que sabe colocar y mover la cámara. Vaya, si resulta que el rey está desnudo. Es que, por no tener, Tarantino demuestra no tener ni inteligencia. Gran parte del atractivo de estas películas reside en el humor que destilan su falta de recursos. Pretender hacer una película de cine trash con los medios de una producción de serie A de Hollywood es una intentona destinada al fracaso. Intentona cobarde, además en mi opinión, cuando viene avalada por toda la máquina publicitaria y económica de los hermanos Weinstein.

Mención aparte merece el inefable director del Festival de Cannes, el ínclito Gilles Jacob. Alguien tan pagado de sí mismo como para considerarse el descubridor de Tarantino o Wong Kar Wai, y de arropar a sus muchachos presentando a concurso sus últimas obras aunque esten pendientes de montaje, en el caso del Hogkonés (¿se dice así?), o de que se trate de auténticos delirios bizarre como es el caso de "Death Proof"

En fin, que los peores augurios que cité con ocasión de "CSI: peligro sepulcral" se han cumplido.

Labels: ,

3 Comments:

Anonymous Maverick said...

Cuanta razón, Scott, al menos para mi, es uno de esos directores que siempre me dan un mínimo, quizás no haya visto ninguna película suya sobresaliente, pero si recuerdo un pulado de ellas ("Revenge", "El Fuego de la venganza", "Enemigo Público", la mentada "Deja Vú") que me hicieron pasar un buen rato y la verdad es que ultimamente eso es más que suficiente. Pero ya sabemos como funciona esto, si te encumbran los de siempre tiene un talón en blanco para el resto de tus días, si es al contrario... pues ya sabes.

11:57 AM  
Blogger Andrés said...

Respecto a Michael Bay: mañana le entrevisto. Alguna sugerencia al respecto?
Es en relación con esa cosa que estrena llamada TRANSFORMERS.

4:17 PM  
Blogger Abuelo Igor said...

¿Ninguna peli sobresaliente Tony? Y "El ansia", ¿qué?

Yo creo que Tony Scott será reivindicado en un futuro no muy lejano, y a las pruebas me remito: poca gente hay, por más que quieran disimular, a quienes no les guste al menos una peli (y a veces hasta dos)del hermano de Ridley.

Hoy por hoy, rara es la peli suya que vea (o revise) y no me guste. ¡Si me gustó incluso "Spy game"!

5:54 PM  

Post a Comment

<< Home