El Blog de John Constantine

Impresiones de un bastardo profesional.

Thursday, March 01, 2007


Ha caído otra estrella.

Pues a pesar de lo que las televisiones y los medios nos quieran hacer creer, y más a través de recientes eventos como el de los Oscar, no es oro todo lo que reluce en el mundo del espectáculo. Ni mucho menos. A lo peor, y a semejanza de una talla de madera, lo que vemos no es más que una especie de lámina de pan de oro que oculta una base mucho más podrida de lo que nos atrevemos a imaginar.

Por que si ya en su momento las imágenes de Whitney Houston nos sobrecogieron, por lo deteriorado de su estado, ahora, en un plano no tan desgarrador, pero si igual de patético, nos llegan las instantáneas de otra reina de la música, Britney Spears, inmersa en una espiral de drogas y desequilibrio mental. Son ya demasiados casos de mujeres que han despertado la envidia y la admiración de millones de personas y que a pesar de ello, o tal vez a causa de ello, esconden en su vida personal un infierno que sus seguidores son incapaces de imaginar: las cantantes antes mencionadas, Kate Moss, Naomi Campbell, Liza Minnelli...

Y se me vienen a la cabeza muchas cosas. Una, obvia, es que ni el dinero ni la fama dan la felicidad. Ni mucho menos. A lo sumo, una cierta seguridad. Pero está claro que ni siquiera esta seguridad económica es capaz de resolver muchas preguntas y problemas en la vida. Y cuando uno tiene todo lo que el dinero puede comprar, y constata que no es feliz, sinceramente no me extraña que se pueda caer en la depresión. O en cosas mucho peores.

Y pienso también en todas esas revistas que nos presentan a estas divas como si su vida fuera un cuento de hadas. Envueltas con los mejores vestidos, arregladas por los mejores profesionales, en escenarios casi de fantasía o de película de Hollywood... Haciéndonos creer que la realización personal pasa por un estilo de vida que no es más que parte del calor que desprende la hoguera de las vanidades que es la farándula pública.

Y lo más inquietante de todo es pensar que estos casos sean la punta del iceberg.

4 Comments:

Anonymous Donnie Darko said...

| | | Bandeja de entrada


Estoy de acuerdo contigo John, cuando uno ve a una gran super estrella en ese estado,
bien sea del cine, la música o cualquier actividad de carácter público
que genere fama y riqueza, queda sobrecogido.

Pero porque nos impacta tanto?
¿No será que en el fondo dudáramos que aún llevando esa vida, teniendo
todo lo material al alcance de la mano no fuera factible ese final?
¿Y que ese fatal desenlace nos pellizque la razón y justo en ese instante nos demos cuenta que el camino
hacia ese efímero estado, al que llamamos felicidad no lo proporciona ni el dinero ni la fama, y
más importante, tampoco te forma como persona para afrontar las grandes
encrucijadas de la vida.

Me gusta tu blog y me siento a gusto escribiendo en él aunque sea algo
torpe en ello. Un saludo Donnie Darko.

8:50 AM  
Blogger Lola García said...

Hola John,
Soy Lola García. Ayer entraste en mi blogg (no se cómo lo encontraste porque he guardado celosa el hecho de que tengo un blogg desde que empecé) y dejaste un comentario. Creeo que eres el primero en leerme que yo sepa. Gracias por tu comentario, de verdad lo que escribo se hace más real cuando alguien lo lee.
He echado un vistazo a tu blogg, me gusta! Mi vida está muy ligada el cine y la televisión y eso hace que lo encuentre más interesante.
Encantada de conocerte.

10:44 AM  
Blogger Elektra Natchios said...

A mí los que me dan pena son sus hijos, pobrecillos...

Y ella... bueno, tiene lo que se ha buscado. Auque hay que reconocer que gran parte de culpa la tienen todos los que la explotaron cuando empezó con 16 años, esta chica ha sido una máquina de hacer dinero, no ha tenido juventud y en cuanto se ha tomado un respiro ha querido en dos días hacer todo lo que no hizo en esos años y así le va... De jovencita americana virginal y en plena forma, a drogarse, ir sin bragas y parir como una coneja. Todos los excesos son malos....

Como se descuide acaba como el Cobain, esperemos que no, aunque por mi parte me conformo conque deje de torturarnos con su "música".

Saludos!!

4:24 PM  
Blogger John Constantine said...

Gracias a todos por los comments. En especial a Lola. Su blog tiene una sensibilidad que asusta. Y entré por casualidad, a partir de un comentario que dejaste en "Te lo digo por tu bien"

Y en cuanto a Elektra... No sé, echarle la culpa a la gente de sus propios males porque es rica y famosa, al menos no va conmigo. Ahí tenemos a gente como el Clooney que, diviertiéndose todo lo que puede, pues lleva una vida profesional y personal más o menos estable.

Para mí que el problema de gente como estas chicas es el de la gente normal pero sin esperanza. Porque claro, el común de los mortales siempre tenemos la esperanza de que ascendiendo profesionalmente, ganando más dinero, etc, nos vamos a sentir mejor. Y gente como estas crias, -o el propio Cobain- sabe que lo tiene todo y, por las razones que sea, no es suficiente. Y la única salida es el escapismo. Drogas mediante.

En fin, que el tema se las trae y seguro merecerá otro post.

12:13 AM  

Post a Comment

<< Home