El Blog de John Constantine

Impresiones de un bastardo profesional.

Wednesday, August 16, 2006

Por qué me cuesta tanto escribir en mi blog.

Pues ésta podría ser la pregunta retórica para millones y millones de blogeros. Y en mi caso, lo más sorprendente es que generalmente me sobran temas, comentarios, opiniones...

Supongo que mi problema radica en mi método de escritura. De manera gráfica, imaginad un corazón con una pequeña fisura de la que empiezan a manar letras como una fuente. Pues así es en mi caso. Tengo el imperdonable defecto de escribir con el corazón. La inteligencia supongo que la reservo para mis horas laborales. El cinismo y la compostura para las relaciones "en sociedad". Pero cuando coloco los dedos sobre el teclado para escribir estas líneas, casi ni pienso en lo que voy a escribir. Las palabras fluyen solas, y es inquietante como el ritmo de las pulsaciones es casi inmediato a los pensamientos en mi cabeza.

Supongo que podría en algun post adoptar una pose más distante. O más informativa, o más irritante. Pero no sería yo. Es cierto que tengo muchas dudas sobre lo que soy, pero generalmente tengo muy claro lo que no soy. O lo que no me gustaría ser. Lo que no quita para que muchas veces termine actuando de esa misma manera.

Y así, una semana después de lo prometido, retorno al blog.

Los pecados de Grass.

Me ha hecho cierta gracia la reacción del pensamiento liberal y católico -no les gusta que se les llame derecha- ante la recienteconfesión del pasado Nazi de Gunter Grass. Como siempre me ocurre en estos casos, no deja de asombrarmela poquísima capacidad para el perdón cristiano que padecen quienes presumen de su filiación religiosa. Más en individuos con usos personales tan poco católicos como P.J. Ramírez o de una actitud tan caínita como la tropa de F.J. Losantos.

Como ha destacado algún que otro analista certero, lo que más me revienta de la confesión de Grass es el momento elegido parala presentación de la misma: la publicación de un libro de sus memorias. Da la impresión de que el veterano autor no se resiste a pasar a un segundo plano de la actualidad, tras la concesión de Nóbel, o de que las perspectivas editoriales de su biografíanecesitaban de un empujoncillo en forma de revelaciones escandalosas para conseguir levantar la necesaria polvareda mediática.

Y humanamente , ¿qué pienso?. Pues no me sorprende. Desde hace mucho tiempo comprendo -mucha gente es incapaz de ello- que la calidad artística no tiene absolutamente nada que ver con la humana. Supongo que en la civilización occidental tenemos todavía demasiado arraigada la creencia de que las musas premian con el don del talento a aquellos que lo merecen. Pero es demasiado evidente que individuos anodinos -pienso en Marcel Proust, un burgúes con una vida personal de lo más aburrida- o con actitudes personales más que deplorables -Cela, Umbral, Borges- han sido unos artistas de verdadero talento y mérito.

¿Invalida esta confesión, como dicen gran parte de los articulistas, todos los juicios morales que Grass ha podido emitir a lo largo de los años? Pues para mí que no. Hablo de los juicios, no de la consideración de sus persona. Es más, creo que les da áun más valor. Sólo los santos y los iluminados pueden hablar de algo que desconocen. Cuando Grass ha estado alertando, desde hace tantos años, a sus conciudadanos de los peligros del neofascismo, no lo hacía desde una posición utópica oteórica. Lo hacía desde la posición de alguien que, en su momento, no pudo, no supo o no quiso ver el infierno en que se había transformado la sociedad alemana.

¿No fue Nietzsche el que dijo "Cuando miro el abismo, este me devuelve la mirada"?

4 Comments:

Blogger inquisidor eisenhorn said...

a mi lo de la confesion me tufa a campaña publicitaria, aunque no entiendo que un intelectual de la talla de Grass se preste a esas maniobras de mercadotecnia, pero por lo menos reconoce su vergonzante pasado porque ahi otros lideres morales como el eminentisimo ratzinger que tratan de negar la evidencia de que pertenecio a las Hitler-Jugend

8:28 AM  
Blogger LazyGirl said...

Por fin!!!

Bienvenido John! Como siempre es un placer leerte. Sigue escribiendo con el corazon, que por aqui lo apreciamos de veras... y si hay que esperar a que esas palabras tuyas fluyan, no una ni dos, ni cuatro ... las semanas que sean...

ten por seguro que aqui estaremos, esperando y ansiando devorarlas.

Que ganas tenía de volver a leerte...

9:58 AM  
Blogger John Constantine said...

Lo que también hay que reconocer es que la reacción por ciertos sectores pretendidamente "progresistas" ha sido mucho más tibia que en el caso de otros como, por ejemplo, Benedicto XVI.

Es el gran defecto de las ideologías en el siglo XXI. Que parece que todo aquel que profese una en concreto, está obligado a defender sus preceptos contra tirios y troyanos. Y como muestra, ver cómo a alguien tan poco sospechoso de izquierdoso o propalestino como Vargas Llosa ha sido repudiado por gran parte de la comunidad hebrea por sus críticas a la actuación del Estado de Israel. Críticas, subrayo, a su actuación.

Al final la única opción valida para mantener las propias creencias parece ser la de francotirador puro y duro. Abogar por un entendimiento te aboca a ser considerado como un traidor por las partes en disputa

11:23 PM  
Anonymous Anonymous said...

Suscribo buena parte de lo que dices de Günter Grass. Enhorabuena por tus aciertos. Sólo dos cosas reprochables. Dices que la calidad artística no tiene absolutamente nada que ver con la humana. Yo creo que sí, que hay cierta relación entre ambas cosas. Habrá que determinar hasta qué punto. En segundo lugar, no comparto eso que dices cuando calificas las actitudes de Borges como deplorables. No: cometió ciertos deslices verbales, incurrió en excesos orales, pero sus actitudes vitales, en general, fueron correctas, según se desprende de lo dicho por sus biógrafos. Creo haber leído bastante sobre la vida de Borges y las opciones por las que se inclinó no fueron peores que las que adoptamos cualquiera de nosotros. Saludos estivales. Fdo.: Justo Serna

4:39 AM  

Post a Comment

<< Home